Valle Sagrado del Cusco

Fue uno de los lugares más importantes para los incas, el famoso valle sagrado. El terreno y el clima eran perfectos para los incas y por eso lo convirtieron en la despensa y el lugar de descanso dela corte que vivía en Cusco, la capital del imperio.

La primera parada es Pisac con la fortaleza inca más grande que se conoce; la construyeron en un lugar estratégico para proteger a Cusco. Y es uno de los yacimientos arqueológicos más valiosos del país. Pero en seguida se darán cuenta de que la actividad principal de Pisac era la agricultura por la gran cantidad de andenes o terrazas de cultivo que tienen. Nuestra próxima parada es Ollantaytambo la última ciudad inca viviente. Desde aquí los incas administraban todo el Valle Sagrado al igual que Pisac la construyeron en un sitio estratégico para proteger Cusco y de hecho fue la única fortaleza que resistió el ataque de los conquistadores españoles. Seguimos nuestro camino a través del Valle Sagrado; con sus caminos de tierra, sus paisajes verdes rodeados de montañas y sus poblados indígenas. Llegamos a un lugar bastante aislado conocido como Moray; se cree que los incas experimentaban en estas terrazas de cultivo y que podían simular hasta 20 tipos diferentes de microclimas. A muy pocos kilómetros están las salineras de Maras con sus 3.000 pozos de agua salada. Estas pozas son más antiguas que los incas y las comunidades locales las han heredado y explotado durante siglos, generación tras generación; cuando el agua se evapora queda la famosa sal rosada.

Más Tours

Carrito de compra

Reserva tu próxima aventura aquí.